¿Todavía no te convences?

Un equipo reacondicionado no se considera igual a uno de segunda mano ya que se cambian los elementos dañados por nuevos e incluso de mejor calidad

El mundo desperdicia $62,500 millones de USD al año en RAEE

Los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) son aquellos elementos que utilizamos diariamente, como cepillos de dientes eléctricos, secadores de pelo, tablets, lavadoras, teléfonos, frigoríficos o planchas, y que cuando dejan de funcionar se vuelven inservibles y pasan a ser considerados como RAEE.

Esto equivale el 20% de la contaminación global total, del cual la mitad son equipos informáticos y de telecomunicación, de los cuales gran parte de estos equipos tienen materiales preciosos como cobre, hierro, oro y componentes que todavía son funcionales o están a la mitad de su vida útil. 

Reducción de RAEE al utilizar equipos reconstruidos

Del 20% de la contaminación global total hasta ahora solo se rescata o se reutiliza el 4%. Por lo cual el modelo de "reacondicionamiento" funciona tal cual como una de las cuatro “R”: reducir, reutilizar, reparar y reciclar, donde pasa a un primer plano el beneficio social y medioambiental, en colaboración con la sostenibilidad.

¡Excelente precio y excelente calidad!

Nosotros recuperamos parte de esos equipos que todavía tienen vida util, se evalúan, se restauran con piezas nuevas y se les renueva la vida a su estado más óptimo con el mejor desempeño. Al no ser equipos completamente nuevos esto reduce su precio de un 30% al 50% del precio original del produto.